sábado, 8 de noviembre de 2008

El calvo que no folla.

Tenía pensado cerrar este blog. ¡En serio! ¡Hoy mismo! Tengo escrita incluso una despedida... pero luego he pensado ¡qué demonios!, voy a escribir lo primero que se me pase por la cabeza; voy a ver si todavía me divierto. Se me ha ocurrido porque he visto a ese calvo en la tele, sí, un calvo que hablaba de la victoria de Obama, el típico calvo que tiene un poco de pelo pulcramente cortado por los costados... vamos, un calvo serio, y lo primero que se me ha venido a la cabeza es que no me imaginaba a ese calvo follando. No sé, quizás fuese por su traje elegante y su corbata de fino analista... o su cuello delgado con un poco de papada... no era muy mayor... pero nunca me lo imaginaría follando. ¿No os ha pasado a veces?, ver a alguien y pensar que no os lo imagináis follando. Es como cuando de adolescentes intentábamos imaginarnos a nuestros padres follando y torcíamos el gesto con repugnancia. ¡No puede ser! ¡Mis padres no pueden hacer eso!, sólo que a mí me ha pasado con un calvo que he visto por la tele. No sé... puede ser por la comida china que hemos traído a casa, por la cerveza, el turrón que ya he empezado a consumir con fruición... sí ya están los supermercados llenos de turrón; ¿Sabéis que algunas marcas cuestan el doble o el triple que otras? Y en todas pone Calidad Suprema. Sospecho que la única calidad que se fabrica es la suprema. Siendo así deberían llamarla calidad única, no suprema. Única también impresiona y sería la verdad... y ademas probando he descubierto cuál es el secreto para que una marca tenga los mismo ingredientes que otra, en calidad suprema, por supuesto, y cueste la mitad: Cuando abres la caja, descubres que tiene exactamente la mitad de turrón. La caja es del mismo tamaño que la otra, pero la tableta tiene la mitad de grosor. Suele estar igual de bueno que el caro y, si te mentalizas, lo disfrutas igual y comes la mitad de calorías, que ya sabemos que es de lo que se trata en esta sociedad de la opulencia: darle gusto al paladar y engordar lo menos posible. ¡Y pensar que el turrón se inventó como comida militar que fuese energética, fácilmente transportable y no se echase a perder...! Y estaréis pensando: ¿Y esto qué tiene que ver con un tipo calvo que tiene pinta de que no folla? Y en principio parece que nada, pero la verdad es que todo ha salido de corrido de la misma cabeza, y seguro que dentro de ella tiene alguna relación, lo que me induce a pensar que el calvo, la comida china, la cerveza, el turrón e incluso las ganas de hacer pis que me han hecho levantarme un minuto del teclado y pensar en este final, están todos relacionados en mi cabeza, trabados en una red de conexiones neuronales, y en el fondo son uno sólo, una misma cosa, como será este texto cuando lo introduzca en la web y forme parte de ella, accesible desde toda esa red de enlaces, nudo en el continuo de esa malla que se extiende sin cesar, que crece para abarcar el infinito y que es el todo por el que fluimos, molécula que puede ser turrón, cerveza, cerebro, texto, arroz o calvo.

11 comentarios:

Duquesa de Katmandu dijo...

Buenas, leo mañana tu entrada...
El link de Malito Hnos. es un invento mío!

Beso,

PD: Juntamos firmas para que no cierres el blog, ojo.

Senén dijo...

Yo me añado a lista de firmas en contra del cierre del blog de Kanif...

Por los pelos de santo cristo.... no lo cierres!!!

kanif dijo...

No me comáis la polla que entonces sí que lo cierro ;-)

Necio Hutopo dijo...

Dos cosas, dos:

Efectivamente, en el universo todos fluimos y, aceptando la idea de que la materia ni se crea ni se destruye, sólo se transforma; pòdemos ser indistintamente (y en distintos momentos, por supuestO) turrón, cerveza, cerebro, texto, arroz o calvo que no folla... Aunque, si se puede elegir, prefiero no ser lo último, porque podría aburrirme un rato.

Y dos. Yo a usted lo leo y hasta me divierto haciéndolo... Pero de ahía cambiar mi heterosexual dieta sólo patra que no cierre el blog... Pues no sé, me da a mi que mejor lo cierra... Sería una lástima, es cierto... pero hay sacrificios que no se le pueden pedir a la gente.

Duquesa de Katmandu dijo...

jaja, está clarísmo, la moraleja de todo esto es (o mensaje subliminal satánico que surge si leemos tu texto de atrás para adelante):
"el que no coma desde ahora turrón que dice CALIDAD SUPREMA, que lo fabrica mi familia desde tiempos inmemoriales, se convertirá en una persona quejosienta y sin pelo en la cabeza".

Beso,

Nym dijo...

Ni se te ocurra cerrar el chiringuiro. Tengo a cuatro albano-kosovares que pueden darte buenas razones para no hacerlo. Amenazado quedas :D

Nanny Ogg dijo...

Tienes razón, hay gente a la que no te la puedes imaginar follando a mi me pasa, por ejemplo, con prácticamente cualquier político que veo, no sé por qué...

Iba a decirte que no cerraras el blog pero si hay que comer de eso casi que mejor hagas lo que quieras, no me voy a cargar yo mi matrimonio por un quítame allá un blog :D

Besos

el jukebox dijo...

Déjate de chorradas y dales vidilla a hostia y copón.

M i K e L dijo...

Mira, Kanif. Uno es antimilitarista convencido, noviolento de alcurnia y amigo de solucionar los entuertos con el diálogo y la negociación, pero como cierres este blog te van a caer h*stias hasta en el carnet de identidad. Luego mucho quejarte de que JV cierra el suyo, snif!, que no hay derecho, que no entiendes nada y luego en un momento de volubilidad, mister gaseoso, vas y cierras el blog.
A QUÉ NO HAY HUEVOS, giputxi del demonio!

Ah, y espero que entiendas la ironía.

Un consejo: no te obsesiones con los blogs y todo ira sobre ruedas, lechón!

PAT dijo...

No sé si lo cierras o no, pero de momento he encontrado ésto para ti ...

http://www.mcphee.com/items/11859.html

Y ya sabes, tira de "programar" para no obsesionarte ...

Besos,

M i K e L dijo...

Por cierto, ahora sí que he leído el post entero, y tío... una gozada de desvarío.