domingo, 9 de noviembre de 2008

Casi una despedida.

Pues me ha pasado un poco lo que he leído que les pasa a todos los blogueros: empiezan con curiosidad, le van cogiendo el gustillo, luego se entusiasman, se meten en demasiadas historias y acababan quemados. Ya sabéis, uno no llega a todo, le da la impresión de que está escribiendo mierdas, que lo hace por cumplir el expediente... pero no deja de sentir una ansiedad especial si pasa un par de días sin actualizar y se fuerza para encontrar un tema... o le asalta alguno mientras desarrolla sus obligaciones y se siente culpable por interrumpirlas...
Además está lo del insomnio, que me ataca de vez en cuando y me deja pal arrastre... y me hace alternar estados de excitación y alegría con estados de decaimiento... y me da la sensación de estar escribiendo un blog esquizofrénico.

También siento que debería estar dedicando mi limitado tiempo a algo más productivo... porque hace tiempo que tengo una idea para un texto largo, quien sabe si un libro, tengo borradores, un esquema... lo había estado retrasando y el otro día sentí de nuevo el deseo de ponerme a ello. Y creo que me resultaría incompatible con la actualización de este blog en unos intervalos que yo consideraría razonables...
Y además se avecinan acontecimientos que supongo van dificultarlo todo aún más...

Pero, por supuesto, me daría pena cerrar este lugar de encuentro, donde tantas agradables relaciones se han establecido... aunque seguirían estando vuestros blogs y el e-mail... tampoco perderíamos el contacto. No sé a qué vienen los llantos y amenazas en los comentarios de la anterior entrada;-) Y no había pensado en dejar el blog de Hostia y Copón, así que también me tendríais ahí... y en el de MQP, que es otra de la razones por las que siento que no llego a todo... ¡Uf! ¿Solución a este embrollo?
Bueno pues, reflexionado el asunto y consultada mi mujer, un poco lo que dice ella y un poco lo que pienso yo: Mantener este chiringuito pero advertir al personal de que actualizaré bastante infrecuentemente.
¡Ah!, y otra cosa: cuando cuelgue algo, será para divertirme o liberar mis demonios, porque también siento que hasta ahora había estado autocensurándome... y no acierto a comprender por qué.

Y para los suspicaces que no creyeron que tuviera escrita una despedida, aquí dejo el borrador de la que hice, aunque serán muy libres de creer que la he redactado ahora:

Pues sí, acérrimos: esto es lo que parece. Una despedida. Voy a dejar de actualizar el blog. Llevo tiempo dándole vueltas a esta idea y por fin estoy absolutamente convencido.
No es sólo porque tenga mucho trabajo, o porque...
La razón principal es que quiero centrar mis escasas facultades intelectuales en la redacción de una obra literaria que presumo grande y que me estimula...

De vez en cuando haré alguna entrada en el blog colectivo de MQP así que, si os apetece leerme o seguir mis ingeniosos comentarios, podéis hacerlo allí. Yo seguiré comentando en los vuestros, siempre que pueda, me apetezca o escribáis algo que me conmueva ;-) Además todos conocéis mi e-mail, (ese despistao de última hora que mire en la barra de la derecha) de modo que mantendremos el contacto. Dejaré abierta la posibilidad de comentarios durante una semana, así que tendréis tiempo de ponerme a caldo.
Tened la seguridad de que ha sido un placer, una tortura y una bobada a partes iguales y que lo único que de verdad merecía la pena, eran vuestros comentarios.

Y ya lo dejo porque me estoy dando mucha lástima... y siempre pensé que este tenía que ser un blog cachondo.
Un abrazo.

ACTUALIZACIÓN:
¡A ver! Temo no haberme expresado bien... Puse en negrita: "Mantener este chiringuito pero advertir al personal de que actualizaré bastante infrecuentemente"
Osea, que no lo dejo del todo.
Y otra cosa: es una buena ocasión para que los que lo han descubierto hace poco vayan leyendo las casi cuatrocientas entradas anteriores, que también dicen cosas...Sobre todo la paranoia por entregas, "Tres años llamando a la radio"
Otro abrazo.

7 comentarios:

Maripuchi dijo...

Da señales de vez en cuando, que te vamos a echar de menossssss

JV dijo...

No soy la persona más adecuada para darte el sermón. Déjame decirte, por lo menos: snif.
Un abrazo

Duquesa de Katmandu dijo...

Bueno, por acá te vamos a extrañar... cómo es el link colectivo donde escribís?
Además, a quién voy a memear ahora??

Beso,

sonia dijo...

Vaya Kanif!
Yo también he llegado a la misma conclusión con el blog mío (no he dejado la posibilidad por primera vez a que escribaís, no quiero llorar).
Conociéndome, he hecho una despedida, de más o menos, ya sabes.
Yo además de lo que expones, que comparto al 100%, el mismo sentimiento, se mezclan, además, otros aspectos sentimentales, o emocionales...que hacen bastante difícil que pueda escribir otra cosa que no sea triste.
Paso por ciclos, soy algo ciclotímica (para andar por casa y para que me entiendas), tremenda.

Te escribo esto mismo con un nudo en la garganta.

En todo caso,tienes un poder curativo , creativo ,y de sinceridad que he podido apreciar y disfrutar en cada uno de los momentos en que he leído éste tu blog.
!Ójala que volvamos con más ideas, más energía y más serenidad muy pronto ambos dos!

Te deseo todo bueno, más y más ;-).

Sonia.

PD:
no te lo vas a creer, con letras tumabadas ellas, rojas, tengo que escribir :p-a-g-a-r
en la clave de reconocimiento;-)

Un beso

Necio Hutopo dijo...

Bueno...

Pues entonces, ya nos leeremos cuando nos leamos... Y suerte con su magna obra literaria, presúmala cuando la logre.

Y hablando de Hostia y copón...

nym dijo...

Cagontal... ¡ni con amenazas! Bueno, confío en que te arrepientas o te entre morriña de vez en cuando y no lo mates del todo :D
¡Un beso!

kanif dijo...

¡A ver! Temo no haberme expresado bien... Puse en negrita: "Mantener este chiringuito pero advertir al personal de que actualizaré bastante infrecuentemente"
Osea, que no lo dejo del todo.
Y otra cosa: es una buena ocasión para que los que lo han descubierto hace poco vayan leyendo las casi cuatrocientas entradas anteriores, que también dicen cosas...Sobre todo la paranoia por entregas, "Tres años llamando a la radio"
Otro abrazo.