viernes, 5 de septiembre de 2008

Pixka bat es... un poco.

Yo sé que esa pléyade de acérrimos que me leen son principalmente de la hermosa y húmeda tierra que me cobija y que podríamos denominar Euskal Herria, País Vasco, o con cualquiera de sus otros nombres.
No obstante también hay gozosas excepciones, e incluso personas, que llegan a mí desde lugares remotos allende los mares, y que no pueden por tanto gozar de una de las maravillas de esta tierra: Una lengua única y ancestral. El EUSKERA
Por eso os voy a poner al alcance la posibilidad de disfrutar con esta lengua, en un acercamiento suave y progresivo, ideal para un viernes.







Y para terminar, la apoteosis bailonga y sexuarrrr. ¡¿A que parece que en Euskadi se folla?




No me lo agradezcáis a mí.

2 comentarios:

Duquesa de Katmandu dijo...

Me encantó! Acá, agradecidos (mucho). Por suerte algunos gestos con las manitos siguen siendo universales, que si no voy al muere ahí. No entendí (casi) nada!!

Beso,

PD: ahora entiendo por qué mi papá siempre quiso ser vasco y no argentino...

M i K e L dijo...

Los vascos hablamos ese idioma del demonio, ese que pone los verbos al final, claro, pero estamos muy extendidos por la galaxia, de hecho el maestro Yoda habla en vasco:

"Miedo, ira, agresividad, el lado oscuro ellos son. Si algún día rigen tu vida, para siempre tu destino dominarán"

Ves, duquesa, los verbos al final, la estructura sintáctica es la del euskera. JIJIJI

Ondo izan!