jueves, 4 de septiembre de 2008

La vida puede ser maravillosa... si no eres una lombriz

Que la realidad es estupefaciente y la vida está llena de vicisitud y sordidez es algo que miles de blogueros, entre los que me incluyo, conocen pero nunca imaginé cómo esas tres circunstancias iban a confluir en mi persona.

Mis acérrimos saben que últimamente venía padeciendo problemas de insomnio que se estaban haciendo cada vez más severos. Como enfermo crónico acaparador de múltiples e insólitas dolencias, lo de no dormir lo descontaba como mal menor, y no lo consultaba en mis múltiples visitas al médico. Las últimas habían sido por molestias repetidas de lo que varios especialistas denominaban "Prostatitis", que no mejoraban con el tratamiento. Si la Seguridad Social, y por ende Osakidetza, es a diario fuente de vicisitudes, en verano se puede considerar el Patio de Monipodio ya que, con las vacaciones escalonadas de los médicos, no sólo es casi imposible que te atienda tu médico de cabecera sino que es muy posible que te vea una enfermera o un bedel que pasaba por allí.
De todas formas me planté allí, con la mano en el paquete y casi la imposibilidad de sentarme, y me atendió otra de tantas doctoras de las que ya han visto mi escroto. Lo único bueno de que te atienda una nueva es que, así de entrada, tiende a creer en lo que le dices y no te toman por desequilibrado o hipocondríaco, como hacen los demás cuando insistes en visitarles porque son incapaces de aliviar tu mal.
La mujer me pregunta, escucha, revisa mi historial, amablemente dice que aquello no le parece normal, y me propone nuevos análisis de sangre y de orina. A pesar de ser el tío más analizado de Donostia acepto, son tres años de molestias, análisis y ninguna solución, y al día siguiente me los hacen.
Cuando vuelvo a la consulta hay otra Drª. La anterior está de vacaciones. Bueno, parece amable. Me dice que hay un valor en el análisis de sangre muy descompensado, que sólo correspondería a una alergia brutal o a parásitos. Yo también tengo varias alergias, cómo no, pero son leves. Me propone hacer un test de parásitos intestinales. Es un avance; sórdido, estupefaciente, pero un avance.
Lo hago, se llama el test de Graham, omitiré los detalles, un solo apunte no soporta tanta sordidez, me dan los resultados y... ¡Es positivo! ¡¡¡Tengo lombrices!!!

¡¡¡Alucino yo, alucina la Drª, alucina la familia, alucináis vosotros...!!!
Me da tratamiento para toda la familia, son muy contagiosas entre personas que conviven, es sólo una pastilla ahora y otra dentro de 15 días, y a partir del segundo día:
¡¡¡¡Duermo como un bendito!!!! ¡¡Y me levanto descansado!! ¡Y se me han quitado unas molestias intestinales que ya daba por crónicas!
Y lo que llamaban prostatitis está mejorando lentamente, y ya puedo pasar más de cuatro horas sentado al día, y caminar sin dolor varios kilómetros...

Librarme del insomnio, curar una dolencia real y asquerosa y mejorar otra crónica de una sola tacada. ¿No es la vida deliciosamente sórdida, llena de vicisitud, estupefaciente y... Maravillosa?

6 comentarios:

SuperSantiEgo dijo...

Pues imagínate lo que descansaría la humanidad en bloque si se librara de todos sus parásitos: banqueros, políticos, opinólogos y demás morralla.

Duquesa de Katmandu dijo...

Jaja, albricias! Felíz como lombríz!

Beso

Ruth dijo...

Esta experiencia me recuerda a House. Tantos análisis y tantas hostias y mira tú, seguro que te han dado las mismas pastillas que le dieron a mi gato. ¡Ja, ja!

Javier Vizcaíno dijo...

No pienses que la Sociedad Protectora de Gastrópodos se va a quedar de brazos cruzados ante este nuevo genocidio y vil ataque a la biodiversidad.
Ahora la mala conciencia será la que no te deje dormir ahora.

(Por cierto, te mola lo del Patio de Monipodio, ¿eh?)

Más por cierto; una exclusiva: en Radio Euskadi te están preparando un concurso a medida

Necio Hutopo dijo...

"Jaja, albricias! Felíz como lombríz!"... Pues me parece a mi que sus lombrices no han de estar muy felices ahora, justamente

kanif dijo...

Mis lombrices están bien jodidas, pero teniendo en cuenta que me han jodido a mí durante tres años no me da ninguna pena ;-)
Gracias a todos