lunes, 1 de septiembre de 2008

¡Bienvenidos, pedazo de Hadrones!

Yo ya no me preocupo demasiado por nada; sobre todo por nada que pueda ocurrir a partir del 10 de Octubre Septiembre... porque es el día en que ponen en funcionamiento el LHC, el superacelerador de partículas que generará un agujero negro por el que desapareceremos todos. Hombres y mujeres, niños y niñas, reyes y plebeyos, con todas nuestras pertenencias y miserias, todos a la vez, sin sufrir, junto con el planeta, en un microsegundo.
Y además diez días después de celebrar mi cumpleaños... ¿Se puede pedir más?
Hombre, ya me jodería que el dichoso agujero nos llevase a otra dimensión y todo siguiese igual... o peor, posibilidad esta no descartable.

¡Ah! ¡Feliz retorno al trabajo, acérrimos!

Al tipo este de la bici tampoco parece preocuparle mucho esta posibilidad.

Actualización: han tenido a bien comunicarme que había cometido un error y la puesta en marcha del LHC va a ser el 10 de Septiembre, osea ya. Ya no estoy tan contento. ¡Puede que no llegue a mi cumple...!

4 comentarios:

Duquesa de Katmandu dijo...

Jaja, vislumbro acá un recordatorio de felicitación de cumple suyo?

Beso,

Necio Hutopo dijo...

Bien, ya está... Cumpleaños el 1º de octubre? o algo así

kanif dijo...

Sactamente, Hutopo. ¡A que es una fecha de cronopio!

Javier Vizcaíno dijo...

Cachislapera!!! Pues, entonces, yo tampoco llego al cumple.