sábado, 2 de agosto de 2008

Lo que he aprendido sobre blogs en un año.

  • Tu blogroll tiene que estar petao, aunque sea de pura mierda, para que tu blog parezca interesante.También debes tener escoria del pasado, que siempre le da solera.
  • Puedes elegir el fondo y el color que te dé la gana, pero ten en cuenta que la peña comenta menos en los blogs con un fondo muy colorido; puede que terminen de leer la entrada, pero tendrán ya los ojos fritos como para quedarse a comentar.
  • No seas tan insensato de escribir una entrada de más de mil palabras y no incluir fotografías; eso ya no lo hace ni SuperSantiEgo.
  • Los blogs que merecen la pena están siempre enlazados en los blogs que merecen la pena.
  • No contestes al portugués que te pide que le enlaces.
  • Sigue un meme hasta su origen, ponte los auriculares, y podrás escuchar en la lejanía las risas de su autor.
  • Hazte más de un blog y verás como desciende la calidad del único que actualizas. Yo tengo tres.
  • La gente dice odiar a los trolls. Lo que nunca dice es la ilusión que te hace recibir la visita del primero.
  • No serás nadie en la blogosfera hasta que no tengas una visita desde Madagascar. Maripuchi tuvo una. Yo mantengo el anticuado ClustrMaps por ver si ocurre. Y por eso además he escrito Madagascar aquí. ¿Quién puede tener un ordenador con Internet en Madagascar? Esa pregunta me inquieta de vez en cuando...
  • No sabrás lo que es un blog hasta que no leas Vicisitud y Sordidez. Si después de leerlo sigues queriendo hacer un blog, eres tan cronopio como todos nosotros/as.
  • A propósito de Cronopio... Todo blog debe tener su palabra o palabras fetiche. Usa alguna habitualmente, mejor si es rara. No sirve para nada pero te divertirás.
  • Hay una regla no escrita que dice que tu entorno más cercano es el que menos conocimiento va a tener de tu blog, sería un milagro que alguien de tu propio portal lo leyera, la familia ni lo sueñes, bastante tienen con soportarte en vivo, y siempre va a haber un tipo de otro continente que te va a seguir con asiduidad. ¡Adoras a ese tipo/a!
  • No puedes ser original con un blog. Algunas fuentes afirman que ya hay unos 184.000.000 de blogs en el mundo, y que se duplican cada 6 meses. No puedes ser influyente con un blog. El espacio de los blogs influyentes está ya ocupado. No te obsesiones con las vistas, salvo que sean en persona, en tu casa y con una botellita de regalo. Las digitales llegarán. Es tan fácil como comentar en otros blogs; pero no hagas lo del portugués. Aspira sólo ha colgar tus paranoias, hacer unos cuantos pseudoamigos, y disfrutar con los comentarios.
  • No te tomes en serio ninguna recomendación sobre cómo hacer un blog, las escribimos cuando no se nos ocurre otra cosa.
  • Y por último, recuerda que hay vida fuera de internet; no te obsesiones: sal, pasea, haz deporte, compra... incluso habla con tus semejantes y obsérvalos; siempre te pueden dar ideas interesantes para tu blog.

7 comentarios:

Duquesa de Katmandu dijo...

ajajajajajaaaa, Oh, maestro, por qué no me desaznó (palabra fetiche)antes???
Un hallazgo este blog, me encanta.
Y si brasileño me pide que lo incluya ¿qué hago??

Beso
Blogger Neófita de Edad Avanzada

kanif dijo...

Me temo que el portugués es el brasileño. Lee su blog a ver que tal...

SuperSantiEgo dijo...

>>No seas tan insensato de escribir una entrada de más de mil palabras y no incluir fotografías; eso ya no lo hace ni SuperSantiEgo.

Así me gusta, que os confiéis. No sabéis las que os esperan, insensatos.

Ah, e incluso en las entradas largas pongo siempre fotos, que conste.

kanif dijo...

Sí, al final tú también has cedido al mercado Ja ja ja

Nanny Ogg dijo...

Jajajajajaja... me ha encantado. Inmediatamente voy a comprobar si he tenido alguna visita de Madagascar y a buscar alguna palabra rara que introducir en mi blog :D

Por cierto: muchas felicidades por tu próximo cumpleblog :)

Besos

kanif dijo...

Cumpleblog... ¡Qué bueno! No lo había pensado... además es él quien cumple años... Interesante...

Paco Fox dijo...

¡Qué fonito! ¡Han dicho cosas de mi blós! ¡Y eso que no me ha entrado nadie desde Madagascar! Pero sí desde Gibraltar, que es un lugar mucho más chungo. Vale, no es lo mismo. Pero el que no se consuela es porque no tiene mano... quizir, porque no quiere. En qué estaría yo pensando.