domingo, 8 de junio de 2008

Más pastillas.

Estoy tomando unos relajantes musculares como tratamiento para unas molestias que tengo en el pubis y que mi urólogo, el cachondo, dice que no pueden ser debidas a una prostatitis, como me habían diagnosticado antes, sino que es algo muscular, tipo tendinitis.
No me sientan mal, como los antinflamatorios que tomaba antes. El único problema es que me quitan las ganas de vivir y, por supuesto, de escribir en el blog.
Los tengo que tomar durante un mes, así que no creo que escriba mucho en ese tiempo.
Y encima no puedo tomar alcohol, así que se acabaron las cervezas de la noche. Me cabrearía si tuviera fuerzas...
Cuando vuelva a ser persona ya os contaré.
Agur.

4 comentarios:

Necio Hutopo dijo...

Supongo que es un poco tarde para reclamar en la fabrica por defectos de ensablado en su persona, no?

kanif dijo...

¡Juro que volveré por mis fueros! ...si no muero antes... lo cual, por otra parte, llegará tarde o temprano.

Javier Vizcaíno dijo...

Jodé... Conociéndote un poco, la sensación tiene que ser de acelerar y frenar al mismo tiempo....

Un abrazo. Vuelve, sí, por esos fueros, por un estatuto autonómico o lo que sea, pero vuelve a ser tú, quienquiera que seas...

kanif dijo...

¡Qué cabrón! ¡Has dao en el puto clavo! He pasao toda la mañana sin levantar cabeza y hace un rato he empezado a dispararme.
Por la noche me toca otro pelotazo.
Lo bueno es que se duerme de cine.