lunes, 5 de mayo de 2008

Descongelar el frigo.

Hoy voy a hacer una entrada corta y chorra porque no tengo ganas ni tiempo. No tengo ganas vete a saber por qué, y no tengo tiempo porque voy a descongelar el frigo. Compramos un pequeño frigorífico para la oficina y, los de ese tamaño, no cuentan con esos adelantos y toda esa tecnología no frost y no gaitas con la que nos seducen sus hermanos mayores, así que el cacharrito ha hecho una costra de hielo que ya ha desbordado el congelador, reventando la portezuela, y ahora amenaza con extenderse por todo el interior, y quien sabe si por toda la oficina; además ya casi no enfría, pues debe considerar que bastante frío está ya.
Así que sacaré su contenido, abriré la puerta, y vigilaré el proceso de vez en cuando, no vaya a inundar el sagrado ámbito del trabajo. Si notáis un chispazo y desaparezco bruscamente del ciberespacio, es que el agua ha alcanzado los equipos.
Agur.

Iba a añadir algo sobre lo conveniente de descongelar la cabeza de vez en cuando pero, si lo hiciera, esto no sería una entrada corta y chorra.

3 comentarios:

goyo lekuona dijo...

El uso del secador de pelo ayuda una barbaridad en tamaños menesteres. (Descongelar el frigorifico, que lo de la cabeza tiene peor remedio ;-) )

NaCl U2 Yo!

Que m'an dejao sin internes en casa :-( Y ahora solo me puedo conesthar desdel curro

Nanny Ogg dijo...

Hombre... un poco de hielo por la oficina ahora que vienen los calores igual no estaba tan mal... ;)

Cuidado con los chispazos.

Besos

Necio Hutopo dijo...

Suerte... Y un salvavidas?