viernes, 1 de febrero de 2008

Viernes flaco.

Yo adoro el carnaval. Me he disfrazado casi todos los años de mi vida. Debido a mi particular configuración mental, tengo predilección por las actividades sin normas y el carnaval es la fiesta sin normas por excelencia: Es la transgresión de la norma.

Aquí podéis verme junto a mi mujer en los años púberes, vestidos de duros apocalípticos postnucleares. Los azulejos de la cocina y el calendario os darán una pista de la fecha.

En Donostia siempre se ha celebrado un carnaval bastante animado, (el cartel de este año es realmente curioso) la gente se disfraza, hay desfiles donde las comparsas bailan, a pesar del mal tiempo que suele hacer esos días.



El ayuntamiento hace esfuerzos por promocionarlo proponiendo un tema, colocando unas carpas festivas... pero en Euskal-Herria el carnaval urbano más cachondo es sin duda el de Tolosa. Sus gentes se toman muy en serio eso de tomárselo todo a broma: las cuadrillas confeccionan con tiempo sus disfraces, buscando siempre la crítica social y el desmadre, y las calles son un verdadero hervidero de colores, risas, locura y desorden.

Bueno... pero no era mi intención hacer periodismo en esta entrada; mi objetivo era el puro exhibicionismo. Así que os voy a poner otras fotos, en las iré avanzando progresivamente en el ridículo, hasta alcanzar la catarsis alcohólica final, de la que libro a mi santa.


Intento de disfrazarse de pirata, con ropas no diseñadas a tal fin. Obsérvese cómo se repite la chaqueta de karate teñida. También la cocina y el calendario aunque correspondan a otra casa.


Abandono de la cocina para hacer el burro en la calle ¡La mía es enorme, eh!
Todo está hecho con ropa vieja y retales. Los cascos son unos orinales pintados.


Y, para terminar, obsérvese cómo un simple poncho y un sombrero te convierten en un... borracho (Disculpa por el tópico, Hutopo)

Necesaria actualización

He encontrado esta foto que, como veis, me sumerge aún más en la ignominia y el público escarnio. Se trata de mi disfraz de "Capitán Ñ" que se completaba con el de mi muj
er disfrazada de "Super Batua", foto que no cuelgo por respeto a su imagen.
Menos mal que el antifaz me asegura el anonimato.
Para los que no se creyeron mi entrada "Yo fui un machaca", ¿habéis visto que figura tan apolínea?

Actualización de la actualización.

Para curiosas como Ruth , esta es la manera en que se disfraza una de "Superbatua" . En el pecho llebaba un "Lauburu" con las letras SB, que no se aprecia muy bien. En la versión nocturna portaba un látigo con el que me azuzaba para que aprendiese euskera.

5 comentarios:

Maripuchi dijo...

Sí señor!! jajajajajaja
Yo una vez disfracé a mi exchico de tampax!!! jajajaja
Cómo me gusta el carnaval!!
Los nenes han ido al cole hoy de toreros... La niña era un auténtico punto!!!! jajaja
GENIAL

Ruth dijo...

Je, je...
Los mejores disfraces son los hechos con retales y cosas de casa, si lo compras no vale.
¿Cómo se disfraza uno de superbatua? Me corroe la curiosidad.

balen dijo...

Por cierto, ¿qué hace un Super Ñ con calcetines? Lo digo porque ahora estoy mirando mi DNI y la Ñ me parece muy erótica y sensual. Por eso, ¡esos calcetines...!

Yo nunca me he disfrazado en Carnaval. Y admiro a la gente, mucha, que sí tiene el salero de hacerlo. Pero es que como yo soy muy xoxo (***)...

Un abrazo.

(***) Levántese la mano derecha a media altura. Levántense los dedos pulgar e índice. Gírese la muñeca de derecha a izquierda, o de izquierda a derecha, según gustos, a velocidad constante.

balen dijo...

Jir-a-go-eguén.

Off topic. Con respecto a tu interesantísima encuesta, te diré que para mí es mucho más asqueroso en el teclado porque nunca sabes encima de qué letra va a aparecer.
En cambio, si está en la pantalla, lo ves, lo controlas y, con el tiempo, hasta le puedes coger cariño.:-)))

JD dijo...

Jojojojo... qué buenos los disfraces!!!! En serio. Casi tan divertidos como los azulejos de la cocina ;-) Yo los tenía igual en tonos naranjas y marrones.

El otro Pulpo iba este año de Franco Cardeño, el torero que recibiendo a porta gayola (de rodillas ante la puerta de chiqueros) fue corneado en la cara. Va de torero con dos caretas: una normal y otra de esqueleto. Ha cortado la careta normal, dejando el trozo colgando, y la ha pegado sobre la del esqueleto. Muy currado, muy original... y hasta con burladero de poliexpán/corcho blanco.

Te animo a que intentes hacer una figurita del bueno de Franco Cardeño con el jeto a medio colgar... ;-)

Abrazos carnavaleros o carnavalescos, según estemos de ánimo.