jueves, 16 de agosto de 2007

Mear en la calle.

Yo amo Donostia; en verdad la amo, como dirían los católicos, y por eso me jode sobremanera lo que me ha pasado.
Hacía tres meses que no salía una noche con mi mujer.
Vimos el concierto de "Fundación Tony Manero" bajo un chaparrón impenitente; trabamos amistad con unos catalanes y, ya rendidos, nos dirigíamos a la 4:30 de la madrugada a nuestra casa. Distraídos en la charla caminábamos por el boulebard cuando me entraron unas ganas tremendas de orinar. Me alejé unos pasos y, escondido tras un buzón de correos, dí desahogo a mi vejiga pues, a esas horas, no había por allí sitio legal donde hacerlo. Pero, he aquí que un municipal andaba al quite, me requirió el carnet y, por más que alegué necesidad perentoria y otras atenuantes, me extendió la multa que muestro a continuación:


Daba igual que estuviese diluviando y mi pixarraka se perdiese en aquella inmensidad de líquido; daba igual que yo me estuviese meando y no hubiese váteres abiertos. Tendré que pagar una multa por orinar en la vía pública...
Mi mujer dice que me sale barato porque llevo orinando 37 años en la vía pública. Yo le digo que llevo 37 años en esta ciudad, siempre he orinado en sus calles y ahora un pipiolo me dice que lo que yo he hecho ¡es delito...! ¡Y los otros 36 años anteriores, qué! ¡Por dios! Esta ciudad ha soportado pixarrakas desde los visigodos... ¡Joé! Yo le digo a mi chaval de 7 años que, si tiene ganas, busque un lugar discreto y mee.

Mi mujer dice que me calle y pague la multa. Yo le digo que, cuando las ganas me aprieten, buscaré un lugar adecuado y, si no lo encuentro, mearé en la calle como cualquier perro. ¿O es que ellos tienen más derechos que yo?
Dejo este tema abierto a la opinión de los lectores. Tengan por seguro que yo seguiré orinando en la calle cuando tenga necesidad. Si un perro puede, yo también.
Donostia es tan mía como de ellos.
Tan mía como de los agentes 1504 y 1514, que tuve el gusto de conocer aquella noche.

13 comentarios:

quecaroestátodo dijo...

Si no hay wateres ¿qué se puede hacer?.
Y luego vosotros teneís un handicap de la leche, todo el rato viendo el mar...y viendo el mar...con el run-run y el run-run...
Me imagino que la multa si meas en la Concha será de 1.000 euros no? Y en un lateral del Cubo? 2.500 euros?.

Yo no sé cuánto costará de multa mear en el Gugenheim...4.500 euros podría ser?

Mira, ese sería un bonito tema: "Grupo vejigaterrorista de edificios emblemáticos".
saludetes..."se niega"..;))

PD:
Hiper lo que no se puede no se puede y además es imposible, osea si uno no puede aguantar de mear no puede aguantar.

Tienen que poner más wateres o bajar el ruido del mar, una de dos.

Otra cosa: eres del misma día de cumpleaños que mi hijo( me ha hecho mucha ilusión)

Animos! y abrazos!

Gracchus Babeuf dijo...

Tras examinar detenidamente el boletín de denuncia, compruebo con alivio que no hay efectos intervenidos. ¿Te imaginas que te hubieran intervenido el instrumento del delito?

kanif dijo...

Es algo en lo que no caí en el momento porque llevaba un pedo del 15, pero es una apreciación muy acertada, Gracchus.
Ahora tiemblo con sólo imaginarlo...

kanif dijo...

¡Ah! ¡Pone se niega!
Gracias, quecaro; yo leía "Su vieja"... y me extrañaba mucho ese rasgo de humor en aquel agente, que era más tieso que un palo.

balentxu dijo...

Iba a comentar algo pero me lo han pisado Quecaro y Gracchus.
Bueno, a decir verdad, no me han pisado nada porque no me creo capaz de ser tan ocurrente.

De todas formas me imagino los titulares:
'Ha sido detectado un miembro de un miembro de un importante grupo filoprostatarra' o 'La cerveza tenía un precio (adicional)'.

Que usted lo mee bien, pero con mejor suerte.

Un abrazo.

mkl dijo...

Ejem! O sea, que sitios para beber SÍ había abiertos, pero para desbeber NO, ya! Claro, es que era tarde y estaba todo cerrado YA. Pero tuviste unos de esos raros casos de llenado de vejiga instantáneo con paso de 0 centilitros a 45 de forma súbita. Ya. Claro.
Venga ya!
Si a JV le meto el dedo en el ojo en su blog, tú no vas a ser menos, lechón

mikel

kanif dijo...

En mi descargo diré que bebía en una chozna de la Zurriola, hasta que la cerraron y fuimos caminando hasta el Bule. No estaba en un garito con vater. La caminata me dio ganas. Bien es verdad que podía haber esperado hasta llegar a un sitio más discreto pero, con la borrachera, ya se sabe.
Simplemente creo que en días de fiesta y a esas horas, los polis deberían ser más tolerantes.

Erramun, uno de los catalanes dijo...

Hola,

aqui Erramun, uno de los dos catalanes que paseavamos tranquilamente con el infractor i su esposa por las peligrosas calles de donosti jejejejje.

He de confesar que yo tambien cometi tal delito la noche siguiente, aunque lo hice en la puerta de un parking, con lo que no se si eso se considdera via publica o propiedad privada.

Pues nada, decir que me lo pase muy bien en donosti y que me encanto la ciudad, sus fiestas y su gente.

Un abrazo desde catalunya, concretamente desde "Vilassar de Mar" ;)

kanif dijo...

Joé! Erramun, ¡Qué alegría recibir tus post!
¡Pensaba que con la curda te había dado la dirección mal!
Gracias por mirar mis chorraditas...estoy empezando y cada lector es apreciado.
Un fuerte abrazo.

balentxu dijo...

¿Peligrosas calles de Donosti? Yo hace algún tiempo que no me acerco por ahí, pero ...
¡Ah, ya! Es el título de una película de ciencia-ficción ¿no?
Un abrazo.

P.D.: ¡Queremos tener los mismos derechos que los canes! :)

Enric, el otro catalan dijo...

Hola,

Pues si, comentar tu experi�ncia desde mi punto de vista y compartirla con vosotros seria lo m�s adecuado.

Por mi parte a�adir que a los policias donostiarras se les veia majos y m�s secos que nosotros, seguro que salian del bar de hacer unas litronas. Tengo que comentar, por su parte, que la meada no fue muy astuta, porque si no recuerdo mal, lo hiciste delante de la oficina de turismo, lugar muy transitado.

Solo decirte que a partir de ahora, cada vez que mee en la calle, desafortunadamente o no,me voy a acordar de ti, ves que bien, jejeje.

Bueno, encantado de haberos conocido y decirte que me lo pase muy bien esa noche, a pesar de acabar potando por la N-1 a 120 km/h.

Hasta pronto.

Un catalan en Aste Nagusia 2007

balentxu dijo...

¡Ah, eso no lo sabíamossss! Lo ocultaste...
¡¡¡Delante de la oficina de turismo!!!
Quizás no se llama borrachera, sino chulería :)))).

Otro abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Kanif:
a mi me ha pasado algo parecido y quisiera saber el importe de la multa.
Un saludo