jueves, 12 de marzo de 2009

Guía para el comentarista bloguero ocasional.

Pongamos que habéis salido hace poco de un coma de 20 años y no sabéis lo que es un blog, o que lleváis una temporada navegando por Internet y leyendo bitácoras pero nunca os habéis animado a comentar en una... Pues bien: ¡Aquí tenéis la guía definitiva para comentar en blogs!
Porque debéis saber que a sus autores les gusta recibir visitas, cuantas más mejor, naturalmente, ¡pero sobre todo les gusta que los lectores comenten! Por eso de la retroalimentación, ya sabéis, debatir, conocer la opinión de los demás... aunque se cabrearán como un mono si no les das la razón, claro...
Bueno, sin más preámbulos vamos con la guía:
  • Preséntate cuando comentes por primera vez en un blog.
    A su autor se la trae floja quién eres pero, sin embargo, se cabreará como un mono si no lo haces.
  • Cíñete al tema de la entrada. Su autor ha elegido ese tema porque no se le ocurría otro, lo ha escrito sin ningún interés, simplemente porque no tenía nada mejor que hacer ya que no tiene vida social, y está esperando que alguien le alegre el día comentando cualquier sandez, pero se cabreará como un mono si le haces un off-topic
  • Nunca cambies el tono de tus comentarios en un blog. Aunque lleves años comentando en él y creas que has adquirido ya cierta intimidad con su autor, ni se te ocurra gastar una broma con una salida de tono o criticar por primera vez una entrada suya... porque se cabreará como un mono si lo haces.
  • No incluyas un enlace en tu comentario... a no ser que seas amigo del alma del autor. Aunque vaya a pinchar en él y le resulte interesante, nunca lo admitirá y, obviamente, se cabreará como un mono si lo haces.
  • No comentes sólo para saludar. Eso únicamente lo pueden hacer los habituales del blog y esa chavala que tiene esa foto tan sugerente en su perfil y que el pendejo sueña con ligarse escribiendo sus pavadas. Si eres un desconocido y tan sólo saludas, el autor del blog asumirá que lo has hecho para promocionar tu blog mediante el enlace de tu nick y, como puedes suponer, se cabreará como un mono.
  • Si alguien comenta habitualmente en tu blog, comenta tú en el suyo. Los comentaristas con blog propio funcionan bajo la norma no escrita del Quid pro quo, esto es, cuando comentan habitualmente en tu blog, esperan que tú hagas lo propio en el suyo. Aunque parezca que no le dan importancia, invariablemente... ¡Acabarán cabreándose como un mono si no lo haces!
  • No hagas un comentario en el que demuestres más erudición o capacidad literaria que el autor. Recuerda que el blog es la proyección de su ego y que... ¡Cóño! ¡Se cabreará como un mono si lo haces!
  • Comenta sólo si te has leído toda la entrada. Si no lo has hecho, tendencia cada vez más habitual, comenta sobre la conclusión final o la frase que lo cierra. Si es chistosa, comentario chistoso; si es trascendente, comentario trascendente. El autor sospechará que eres un mierda sin capacidad de análisis pero, ante la duda razonable, se lo callará. Ya sabes cómo reaccionará si descubre la verdad...
Bueno, ahora es vuestro turno, ¡comentad!

Sí... es posible que después de estos consejos os encontréis confusos o cohibidos a la hora de hacerlo. Bien... debéis saber que yo nunca he seguido estas normas y he comentado cómo y donde me ha salido... en algunos lugares habré pasado desapercibido, en otros por payaso, y en otros puede que incluso hayan apreciado mis comentarios... ¡y me alegraría que ciertos autores se hubieran cabreado como monos ja ja jajaja ja!(Es vacile) Lo único que puedo deciros es que... ¡todavía no me han expulsado de la web!

¿Qué os puede pasar a vosotros por hacerlo?

¡Comentad, comentad malditos!

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, soy un comentarista de blogs y espero no cabrearte como un mono :)

Moli dijo...

1) Ya sabes quien soy,
2) ¿cómo va La Real?.
3) Por aquí los nuestros de la Catedral, bien
4)¿enlazar?. Veré cómo.
5)Te escribo para decirte que ya no tengo blog
6 y 7) No tengo ninguna duda de ello, pero ahí te dejo la certeza y la duda de a quién me estoy refiriendo.

He seguido tu consejo y he pasado de la guía. ¡Ah! y un abrazo, nada ocasional.

kanif dijo...

Ja ja ja ja Moli: ¡Eso sí es un comentario ja ja ja ¡A eso me refería!
Un abrazo de mono.

pau dijo...

la conclusión que saco del post es que un bloguero irremediablemente, cada vez que revise su blog, se cabreará como un mono... ya sabía yo que tenía que haber una razón para que hubiera tanta mala leche por el mundo...

Iñaki Murua dijo...

Juer Kanif, si hay que seguir todo el decálogo, no tenemos tenemos tiempo para comentar :-D

¿Nos vemos el 29 cerca de la Zurriola?

La muhé de fuego dijo...

Zi ez que no se pué sé má maho!! Hasta cabreao como un mono!

Ze ha orvidao uzté de desí que é recomendable alabá la virtúe del autó y no llamal-le fazit-ta :P Perroflauta, que é zuzté un perroflauta!!

La muhé de fuego otra vé dijo...

Ande digo "ze ha orvidao", quería de desí "za orvidao", po zupuehto.

Nym dijo...

Creo que no me he presentado en un blog en mi vida, oiga.

kanif dijo...

Nadie se ha presentado en un blog en su vida jaajaj jaja Era por poner algo, como cuento en el punto dos...

goyo lekuona dijo...

Hola a to2:
Resoecto a la actual situación economico-laboral intrinsecamente coaligada con al repercusion del deferente geografico-social, no puedo estar mas en consonancia con el Octólogo, que no decalogo, propuesto por el individuo dueño del blog.
En consecuencia debo admitir, que el actual panorama coyuntural me reafirma en claro apoyo a las ocho premisas incluidas en la lista ( octologo) de manera que me veo claramanete a favor del octologo, esto es, ¿soy un pro-octologo?

Puedo saludar?
je je je

Necio Hutopo dijo...

Anda, me siento cohibido entre tanto comentario...

Yo no sigo ninguna de las reglas escritas porque no soy comentarista ocasional... Así que considero que tengo algún a hacerlo cabrear como un mono de vez en cuando...

Duquesa de Katmandu dijo...

Holaaa, me llamo Jéssica, ví luz y subí. Ay, me encanta el banner. Me encantan tus comentaristas.
Yo también tengo un bloggg!!

besooo, muack

PD: yo agregaría "no opacar al autor que se visita, hablando de uno mismo, más aún uno es un comentarista nuevo".
PD: y ojito con no contestar acá en tu blog este comentario, o te denuncio a la Asociación Universal de Bloggers y Afines. Jo.

kanif dijo...

¡A vos la contestaría acá, allá y acullá, perfil de ninfa!

Nanny Ogg dijo...

Oye, si lo pides así yo comento, comento, no vaya a ser que te enfades como un mono :D

Intentaré seguir esas reglar para comentar... si puedo, claro.

Besos