lunes, 6 de octubre de 2008

¿Necesitáis Su presencia?


El domingo estuve leyendo un libro que compró mi mujer. Se trata de Presencias reales de George Steiner. En él sostiene que la suposición de la existencia de Dios es el motor de todas la artes. Postula que, sin esta creencia, el arte carece de sentido y no es más que una práctica hueca.
Por supuesto, lo argumenta sobradamente y se extiende por unas 260 páginas pero, como muestra, os extracto un párrafo cercano al final, que me parece muy concluyente y significativo:

"Lo que afirmo es la intuición según la cual donde la presencia de Dios ya no es una suposición sostenible y donde Su ausencia ya no es un peso sentido y, de hecho, abrumador, ya no pueden alcanzarse ciertas dimensiones del pensamiento y la creatividad. Y variaría el axioma de Yeats hasta decir: ningún hombre puede leer plenamente, puede responder de forma responsable a lo estético, si "su coraje y su sangre" se hallan en armonía con la racionalidad escéptica, se encuentran a gusto en la inmanencia y la verificación. Debemos leer como sí"

Ya lo sabéis, acérrimos ateos, no podéis ni producir "verdadero" arte, ni entenderlo. Si sois ateos, como yo, y practicáis algún tipo de arte, no hacéis más que simulacros.
¡Ya decía yo que no me salían más que mierdas!
Y vaticina la practica desaparición de las artes en este nuevo siglo de descreídos.
¿Estáis de acuerdo?

12 comentarios:

Necio Hutopo dijo...

Y bueno, creo que el señor confunde términos... El arte es, de principio, esencialmente animista y, efectivamente, parte de una idea invocativa... Sin embargo, confundir esto (naturalmente humano) con la "presencia" de un Dios específico cuyo apelativo tenga que escribirse con mayúscula como si de nombre propio se tratara (Dios en vez de dios), es, cuando menos, ingenuo (o directamente tramposo).

Pero, claro, yo es que soy ateo; así que mis palabras tienen menos valor, por supuesto

el jukebox dijo...

¿Has seguido la bronca que se ha desatado en el País Semanal -o como se llame- a raíz de la entrevista que Juan Cruz le hizo a Steiner?
El hombre dijo algunas cosas pelín polémicas sobre el euskera y sobre el gallego. Las cartas de los lectores indignados se han sucedido.

kanif dijo...

He leído algunas cosas de él, a raíz de su conocimiento por el libro, pero esa no; le echaré un vistazo. Gracias por la información

el jukebox dijo...

De nada. La entrevista está en esta dirección: www.elpais.com/articulo/portada/intento/fracasar/mejor/elpepusoceps/20080824elpepspor_5/Tes/

Un saludo

Ruth dijo...

Pues no pienso leer nada de este señor, ya que se pone tan radical. Si no crees en dios, no eres artista, no puedes serlo y es imposible que te salga nada bien. Y si por casualidad eres un buen artista, es que crees en dios sin saberlo.
Amos, hombre, que no. El arte copia la realidad, o evoca realidades paralelas, que es precisamente donde encaja dios, en una realidad paralela.
El arte nunca, nunca se acabará. No sabemos vivir sin él.

kanif dijo...

"El arte copia la realidad, o evoca realidades paralelas, que es precisamente donde encaja dios, en una realidad paralela." ¡Joé Ruth, qué bueno!
Escribe tú ensayos y no esas momias...bueno, igual me he pasado un poco, este tío me parece bastante interesante. Pero claro, susu hipótesis pueden estar perfectamente equivocadas.

el jukebox dijo...

Esto es como lo de los expertos económicos: un discurso de la hostia, bien estructurado, profundo, original aunque puede que lleno de disparates.

El Jardinero del Kaos dijo...

primero:¿dios existe?
seguno: estoy de acuerdo contigo.
tercer: las ideas estan ene el aire y de alli las tomamos, este es un concepto en el que cada dia que pasa me atrae mas.

en fin...

interesante blog.

Duquesa de Katmandu dijo...

Hola Kanif:
No coincido, no es preciso comulgar con alguna creencia religiosa para hacer arte (sí dedicarse al arte religiosamente, si es que se pretende llegar a algún lado).
Muchos artistas se quedarían afuera de la lista, siguiendo al bueno de G. S.

Beso

PD: Aquí no hay mierdas, hay arte!

kanif dijo...

¡Mierda! Mi intención no era hacer arte; era hacer divulgación.
Ahora en serio, mi intención no era ninguna.

Rata dijo...

260 páginas de chorradas, falacias y sinsentidos fácilmente descartables con un ligero conocimiento de historia del arte, o mirando simplemente alrededor.

Carlos Rioja dijo...

Yo es que nunca sé de qué dios están hablando los demás. Hay tantos…