sábado, 4 de octubre de 2008

Lo que no ves

El hutopo merece un premio por seguirme con fiel encono. Le ofrezco este. Un texto con un evidente hueco. Como primero hizo un escritor del pueblo vecino y luego otro de lejos. Un ejercicio penitente con el que ruego perdón. Un empeño que me curte pero no me redime... bueno: lo cierto es que deseo ponerme el reto.

Es un simple ejercicio circense. Si pretendiese un texto con sentido, extenso, con inicio, nudo y resolución, posiblemente roto mi huero cerebro mi fin fuese enloquecer, pero no iré lejos.
Imposible no es, desde luego, pero el esfuerzo es enorme y en lo conseguido se percibe poco brillo, perfil monótono; se sufren los pocos medios y se endurece el mensaje.
Es difícil, muy difícil, escribir de este modo. El texto se vuelve sólido, o es mi impresión; lo noto pétreo, como un muro, sin ese oxígeno que le es imprescindible. Un muro duro, sin hueco, mole enorme de peso ciclópeo.
Me encuentro desecho. Estoy sin resuello. Permitidme que lo deje. Lo que no ves dolió no poco. He debido prescindir de mucho. Sólo un genio puede escribir un libro coherente con todo ese hueco. Si quiere le entrego el reto.
Yo me rindo. ¡Es duro escribir sin A!


(Y no os quejéis, que gracias a mí habéis descubierto el yodel, canto tradicional, raíz de la profunda Europa, y además no os he puesto ni la centésima parte de los vídeos, je je je)

3 comentarios:

Necio Hutopo dijo...

Las más sinceras felicitaciones mías... Ahora una duda queda: las A excluidas invadirán todas las palabras mías?

Sí, lo sé; nada que ver con la magnitud de su esfuerzo... pero téngame consideración, que estoy ebrio

kanif dijo...

Para un escritor ebrio es un esfuerzo loable, y yo se lo agradezco.

Mikel dijo...

Ya te pasaré los lipogramas que tengo en euskera para que alucines pepinillos con tu peque. Un adelanto, uno sin O:

EGARRI NAIZ

Urteak eta urteak daramatzagu euskara ikasten eta hainbat klase jasan behar izan ditugu. Hala eta guztiz ere, euskaldunen jakinduriaren grina izkutuan mantendu zaigu, hau da, gure begietatik at. Saiatu, saiatu gara baina alferrik, agian gure hizkuntza urrunegitik abiatu zen eta bidean nekatu da, beharbada gure alferkeria itzela da, apika euskara hiltzat eman dugu.

Gure hizkuntzaren berpizkundea erabat behartua suerta ez dadin, hasieratik hasi behar dugu, beraz, lehen urratsak hauexek dira: hizkuntzarekin maitemintzea, euskal jakindurian murgiltzea eta pixkanaka-pixkanaka euskararekin zipriztintzea.
Euskaldun izatea ez da hain zaila, ezta?