lunes, 13 de octubre de 2008

El meme de JV

Un memento me manda hacer Javiante
que en mi vida me he visto en tal aprieto.
Aunque todos odiemos dicho objeto,
en la red, sin embargo, siguen adelante.

Quizá porque haya hecho ya 5 mudanzas y tenga en perspectiva la siguiente, he desarrollado poco apego hacia los objetos, que hasta hace no mucho creía imprescindibles, y ahora no me atrae en absoluto el acumularlos.
Durante años trasladé y guardé objetos a los que atribuía algún valor sentimental, y finalmente muchos de ellos han acabado en la basura, o arrinconados en algún trastero.
He comenzado varias colecciones que he abandonado cuando, pasado el deslumbramiento del principio, esta actitud se me ha revelado como un empeño absurdo.
He pintado alrededor de 800 soldaditos, he producido una serie propia de 12 piezas, la he pintado completa varias veces con la intención de guardarla en mi vitrina... y siempre he terminado vendiéndola; mi colección actual se reduce a 11 piezas.
También soy aquel que ha regalado libros que primero le habían regalado a él. Antes de que penséis que soy un tipo desalmado os diré que solo he regalado aquellos que me parecían buenos y del gusto del receptor...
Dicho esto podríais pensar que ya no tengo objetos... pero no; como todo el mundo, aún guardo trastos como para detener un tren, y entre estos seguramente algunos de los que me resultaría difícil desprenderme.

  • Lo primero que se me ocurre es mi colección de revistas de fisioculturismo. Sí, durante años practiqué esta disciplina y acumulé publicaciones del tema, hasta alcanzar una pila de 50Kg de peso que he acarreado entre cuatro domicilios. No sé si no me deshago de ellas por el valor sentimental o por el esfuerzo invertido en su traslado...
  • Fotos; tengo cinco o seis álbumes que me parecen más interesantes cada vez que los veo. Es increíble cómo una foto, que parecía intrascendente cuando la hiciste, cobra valor y sentido con el paso del tiempo.
  • Cosas que yo he escrito. En papel, en archivos del PC, publicadas y sin publicar... lo siento, no sé si es que soy hedonista, pero me gusta lo que escribo y me suele gustar releerlo. Son como una máquina del tiempo para mi cerebro; me permiten conocer qué demonios pensaba hace años... y apreciar alguna posible evolución.
  • Cosas que he dibujado. Hace años prácticamente no escribía nada y me dedicaba profesionalmente a dibujar; tenía varias carpetas repletas de dibujos e ilustraciones, la mayoría coloreadas al agua. Sufrimos una inundación en casa y como guardaba las carpetas en un rincón, apoyadas en el suelo, las láminas se ablandaron y los colores se fundieron creando una nueva versión de las obras... Me deprimí un poco pero acabé superándolo. Ahora, aunque dibuje en papel, todo acaba escaneado, coloreado y almacenado en el equipo... y espero que la próxima inundación no lo alcance. Además, como casi todo está en blogspot, aunque mi equipo casque, la obra no se perderá. (A no ser que casque blogspot, dirá algún cenizo ;-)
  • Y lo último enlaza con lo anterior: Desde hace un tiempo otorgo el mayor valor sentimental a esto que no sé si se podría llamar objeto, por su carácter inmaterial, y que yo llamo Kanif Beruna, donde he puesto en letras e imágenes durante poco más de un año, buena parte de lo que soy.
No es muy original, ya lo sé, pero es verdad.
Lo que tiene un auténtico valor sentimental para mí, aquello que realmente amo, no son objetos; son seres que respiran, piensan y sienten, y algunos suelen leer estas letras.

Dice JV que hay que enlazar a nosedónde y poner nosequé logo, pero como soy un rebelde antisistema, sobre todo antipublicidad, no lo hago, y seguramente así me ahorraré la llegada de otro meme en un futuro. Por lo mismo no se lo envío a nadie, pero si alguien quiere seguirlo, que lo tome sin rubor.

4 comentarios:

el jukebox dijo...

¿Que no es original una colección de 50 kilos de revistas de fisioculturismo? Pero si hay que ser un campeón sólo para llevarla de mudanza en mudanza.
Envidio tu capacidad para leer tus propios escritos antiguos y la de despojarte de los objetos.

Necio Hutopo dijo...

Bueno, la verdad es que nunca me he puesto a pesar mi colección de historietas... O los libros, que creo serían los dos primeros lugares de mi listado de "cosas imprecindibles"... pero me da a mi que sus 50k se quedan cortos... Y por mucho

Javier Vizcaíno dijo...

Buenísimo.
Y que conste que otro de los objetos que tienen lugar destacado in my home (ahora mismo lo tengo a la vista) es el soldadito que me regalaste en la quedada.

Kanif dijo...

Pues haces bien en conservarlo, JV, pues lo modeló Eguibar, el amigo que me enseñó este negocio, y es una muy singular.
Un abrazo.