martes, 23 de septiembre de 2008

¿Comer?

Nada está bien. NADA. En ninguna parte. Y en el cine menos. Pumares lo sabe y se queja. El cine está mal y los festivales de cine aún peor. Y el de Donostia no iba a ser una excepción. Pumares se queja de que haya muchas secciones, muchas películas, de que se den muchos premios, de la chaqueta de John Malkovich... pero lo surrealista viene al final del vídeo (hacia el min.2)



¡Pumares se queja de que le den tiempo para comer! ¿Pero es que este hombre no come? ¿Pero es que viene a Donosti y no se va a un restaurante o de pinchos? ¿Y entonces a qué viene? Si no le gusta el cine, ni las estrellas, si la organización está tan mal... a qué viene ¿a sufrir?
¡Ande Pumares, vaya a La cuchara de San Telmo, cómase una Carrillera al vino tinto y una Tempura de bacalao a la cerveza, acabe con una Crema avainillada de queso Brie y relájese! Y luego, por la tarde, a echar una siestecita con una peli iraní.

6 comentarios:

SuperSantiEgo dijo...

Es que es marca de la casa. El día que no se cabree sólo, pues dejará de tener gracia.

Ruth dijo...

No, no, en La Cuchara foie con compota de manzana. Qué cosa más rica, madre...

kanif dijo...

Veo que conoces el lugar, eh Ruth.
¡A que es sorprendente!

Necio Hutopo dijo...

Pues a mi que hay gente que si no se enoja no es feliz...

Javier Vizcaíno dijo...

Pumares es un personaje, como su tardío imitador Mejide. Si empezara a ver cosas maravillosas por todos lados, no lo contrataría nadie.

Nanny Ogg dijo...

Es que Pumares, si no se enfada por algo, no es feliz. Lo suyo es quejarse de todo y por todo y por eso es famoso (aunque últimamente diría que el personaje se le está yendo de las manos).

Besos