domingo, 24 de agosto de 2008

Mi familia y otros cronopios.

..."y desde ese momento declaro los Juegos Olímpicos oficialmente cerrados; ya podéis dejar de sonreír y volver a odiar y matar."

Yo creo que a partir de ahora se les debería encargar a los chinos la organización de todos los acontecimientos mundiales, incluidas la ejecuciones. Unos juegos fabulosos, de verdad. Y unas ceremonias de inauguración y despedida grandiosas y fascinantes. ¡Cuánta infantería! Te das la vuelta y tienes un chino detrás... ¡Menos mal que la tienen pequeña!

Ahora a lo verdaderamente importante: Nombro Cronopio Oficial de estos juegos al decatleta que, en pleno vuelo de su salto de longitud, olvidó lo que estaba haciendo allí e, inverosímilmente, giró en el aire para caer de espaldas en la arena....

Así estaba esta tarde, haciendo balance de los Juegos Olímpicos, escribiendo un borrador, buscando infructuosamente el vídeo del costalazo del decatleta pero, cada vez que me levantaba y caminaba por la casa, una tarea se revelaba necesaria. Esa tarea que todo rodriguez retrasa esperando realizarla justo antes de que la familia retorne, pero que a menudo se impone como la terca realidad. Efectivamente queridos acérrimos; mis pies se quedaban pegados al suelo: ¡Había llegado el momento de pasar la fregona!
Os voy a ahorrar los detalles de tal ejercicio y sólo añadiré que, cada vez que lo hago, me entran unas ganas tremendas de largarme de casa y además comprenderéis que, si como yo la fregáis retrocediendo hacia la puerta de la calle, poca cosa se puede hacer mejor que largarse. Así que he salido con la idea de pasear, sin rumbo fijo al principio, el domingo no ayuda a hacer planes que casi todo está cerrado, y mientras caminaba se me ha ocurrido que podría ir al cine, a ver si me quitaba el mal gusto de la peli que vi hace dos días. Sí acérrimos: pagué la novatada. Ya había perdido la costumbre de estar sin hijo, puedes ir a la película que te apetezca, así que me metí a ver una para adultos de la que no tenía referencia, por ver si me sorprendía: El custodio. Sorprenderme me sorprendió. Desasosegante. Puede tener interés si no buscas una historia en una película. No digo que no vayáis; solo digo que vayáis sin sueño.

Así que esta vez decido ir a una de humor, previsible, para pasar el rato y, lo confesaré, por ver si es como para que la vea mi chaval, que vio el trailer y le hizo gracia. Como veis no puedo dejar de pensar él. Y me meto a ver Zohan.
Nada más empezar me vibra el móvil, tengo la mala costumbre de dejarlo sin sonido pero no apagarlo, y enseguida recuerdo que había quedado para cenar con mis tíos. ¡Qué pedazo de cronopio despistado soy! Bueno; quizás no acabe muy tarde. En todo caso yo soy mayorcito y ellos mucho más, así que sabrán disculparme. El teléfono vibra unas cuantas veces más y decido apagarlo. Ya les llamaré cuando salga. La peli va perdiendo chispa conforme avanza, acaba ni fu ni fa, salgo, enciendo el móvil y llamo a mi tía. A las diez de la noche.
¡Donde estabas golfo! y cosas por el estilo: a veces es muy enfática. -Discúlpame, se me ha pasado completamente, me he metido al cine y he tenido que apagar el móvil, perdona si...-
y entonces lo suelta: -¡He llamado a la policía y todo- Yo flipando. Pero tía, ¡Cómo se te ocurre! y todo lo que os podéis imaginar, y ella diciendo que comprenda que es una vieja, que se preocupa y que como voy en moto... y yo preguntándole que si ha dado mis datos a la policía, temo estar en la lista negra, y ella diciéndome que no, que sólo pregunta si ha habido algún accidente de moto... que ya lo ha hecho varias veces... y yo flipando más aún...
En fin... nos serenamos y me dice que ya se puede ir a dormir tranquila.

Los genes del TDAH están en la familia. Somos cronopios de nacimiento. Ni desaparece, ni se mitiga con la edad; viene y va por rachas y se expresa con respuestas irreflexivas, inadecuadas, impulsivas, ante situaciones inesperadas. De ahí provengo. Comparto esa diversidad neurológica; mi única ventaja es que yo hace tiempo que lo sé.

3 comentarios:

Necio Hutopo dijo...

Muy bien... Mala elección de películas... pero no tanto como para llamar a la policía

Ruth dijo...

Con la de Zohan esperaré al DVD, pero sí es verdad que me ha hecho gracia el trailer.
Anda que olvidarte de una cena... Eso es lo que pasa cuando limpias tu casa.

Nanny Ogg dijo...

Uf, Zohan, vi el trailer en el cine y sólo me pareció divertida si tienes menos de 18 años... Pero, vamos, como dice Mario, tampoco es como para llamar a la policía :)

Besos