jueves, 28 de agosto de 2008

Insomnio.

No duermo. No duermo.
Me tumbo y no duermo.
Me muero de sueño.
Bostezo, bostezo y me froto los ojos.
Dejo la pantalla, me voy a la cama,
me tumbo, boqueo, me duermo un instante
luego me despierto,
me giro, doy vueltas,
me giro y no duermo.
Escucho al vecino, ahora va al baño,
y abre el armario, ya sale, se tumba, se hace el silencio.
Mi mente viaja, me acerca recuerdos,
me fundo con ellos, me alejo, me duermo.
Despierto de golpe, son las tres y cuarto,
vueltas y más vueltas, luego me levanto.
Me arrastro hasta el baño, orino, me miro
devuelve el espejo mis ojos hundidos. Me muero de sueño.
Enciendo el equipo, leo y ya no entiendo;
se cierran mis ojos, me vuelvo a la cama,
media hora de vueltas, pon y quita sábana.
Ya no sé si duermo, si sueño, si pienso, cabeza embotada...
De nuevo despierto. Debía estar dormido; son la seis y media,
me muero de sueño.
Mi cuerpo se expande, ocupa la estancia, debo estar dormido.
¡Ese tren se acerca! ¡Terrible pitido! Mi cuerpo se tensa.
Despierto aturdido y de un manotazo apago el pitido.
Son las siete y media, la noche se ha ido.
Café, ducha fría, paracetamol...
Me arrastro, me siento, leo, me descentro...
Bostezo y bostezo.
No duermo. No duermo.

6 comentarios:

Duquesa de Katmandu dijo...

Ay, no me gustan los comentarios del estilo "a mí me pasa lo mismo" (suelo descreer). Pero...
"casi lo mismo". Apelo al vino tinto (o blanco) y a algún capítulo de teoría del lenguaje para volver con Morfeo.

Beso,

Ruth dijo...

Hasta angustia me ha dado, oye.
A mí no me pasa lo mismo, me cuesta dormir pero una vez que caigo ya puede haber un terremoto, que ni me despierto. Sólo tenía problemas con el jet-lag de las narices, y lo arreglaba con tilitas y pastillas de valeriana.
Horrible sensación, tener sueño y no poder dormir.

kanif dijo...

No hay como conjurar a los propios demonios; esta noche, después de escribir eso, he dormido casi decente. Sólo me he despertado una vez.

Javier Vizcaíno dijo...

¿Paracetamol? Yo me he pasado al Ibuprofeno... tal vez porque, como ha dicho alguien (todo se sabe), soy poco tristón.
Sí, yo también me he reconocido en parte de lo escrito

el jukebox dijo...

Jo, está tan bien descrito que hasta genera angustia leérlo. Creo que voy a decir una cuasiperogrullada pero lo peor de pasar la noche en blanco, no son las horas mirando el techo en medio de pensamientos sombríos, sino lo hecho polvo que estás todos y cada uno de los minutos y segundos del día siguiente.
Ojalá superes el insomnio, Kanif

Necio Hutopo dijo...

Yo por eso digo que hay que aprovechar los insomnios... Uno descubre que el día tiene más horas de lo que uno esperaba...